El peeling químico es una buena opción , poco invasiva que ayuda a mantener una piel sana, cosméticamente bella y consigue frenar los efectos del envejecimiento.

El peeling produce una pelada o descamación controlada para conseguir una renovación celular acelerada de las capas de la piel, con fines tan diversos como limpieza de la piel, nutrición, hidratación, disminución de los efectos del envejecimiento, acción antiseborreica, despigmentante,etc.

La Dra. Nelly Cartró realiza peelings químicos superficiales y medios tanto en la consulta de Alella (Maresme) como en Barcelona.

 Detalles del tratamiento
  • Duración sesión: 15-30  min
  • Número de sesiones: 1 sesión/1 ó 2 meses
  • Anestesia:  No
  • Zonas a tratar: flacidez cutánea, manchas, cicatrices de acné, acné activo.
  • Reposo: No
Tratamiento no quirúrgico

El tratamiento se realiza  en la misma consulta. Tras la limpieza y el desengrasado de la piel, se protegen las zonas sensibles y se inicia el peeling. El tipo de peeling a utilizar va a depender del fototipo cutáneo del paciente, de si queremos corregir manchas cutáneas, acné activo o cicatrices de acné, mejorar la flacidez cutánea y las arrugas superficiales o dar luminosidad a la piel. Es un tratamiento indoloro pero algunos peelings  pueden provocar irritación y sensación de quemazón que desaparece en pocos minutos.

La frecuencia y número de sesiones depende de cada caso.

Indicaciones médicas

Según el tipo de  peeling químico, puede ser necesario no lavarse la cara durante 8 horas con lo que no recomendamos ejercicio físico inmediatamente después del tratamiento.  Dado que vamos a provocar una pelada, la protección solar es fundamental para evitar la aparición de manchas en la piel.

Es importante hidratar la piel y seguir con el tratamiento domiciliario en los casos indicados. Los tratamientos con peelings químicos puedes combinarse con otros, como la luz pulsada, para conseguir un mejor resultado.