CIRUGÍA PLÁSTICA Y ESTÉTICA EN BARCELONA Y MARESME

tratamientos

La presencia de glándula mamaria en los hombres (ginecomastia) o el acúmulo de grasa localizado en dicha zona (pseudoginecomastia) es bastante frecuente en la población. El tratamiento va a depender de si se trata de una ginecomastia o pseudoginecomastia.

La ginecomastia se define como la presencia de glándula mamaria en el hombre. Es una patología muy común que llega a afectar al 40-60 % de la población masculina. Aunque en la mayoría de los casos se desconoce la causa, la ginecomastia puede ser secundaria a fármacos y también relacionada con diferentes enfermedades que causan desequilibrios entre la progesterona y los estrógenos. Puede ser uni o bilateral.

Cuando el aumento de volumen en la región mamaria es debido a un acúmulo localizado de grasa, hablamos de pseudoginecomastia. En ocasiones encontramos tejido mamario junto a un acúmulo localizado de grasa.

Es una intervención con muy buenos resultados siempre y cuando esté bien indicada. Estos resultados son visibles ya al mes de la intervención pero el definitivo se alcanza aproximadamente a los 3-6 meses. Los mejores resultados se obtienen cuando la piel es firme y elástica y se adapta bien al nuevo contorno corporal. Los resultados son permanentes en el tiempo siempre y cuando el paciente mantenga el peso estable y en el caso de ginecomastias de causa conocida, esté tratada y controlada.

Mastectomía con rescección cutánea

Liposucción

pseudoginecomastia

home

Duración intervención: 1 - 3 horas

Anestesia: general

Régimen ambulatorio - Hospitalización 1 noche

Reposo: 7 - 10  días

Actividades físicas: A partir del mes

Para la pseudoginecomastia, el tratamiento consiste en realizar una liposucción para poder eliminar el acúmulo de tejido graso en dicha zona. Si la piel es flácida, el lipoláser ayudará a que la piel tenga mayor retracción, mejorando así el resultado. Puede ser necesario, en algunos casos, eliminar piel sobrante. La intervención quirúrgica puede realizarse de forma ambulatoria.

1a VISITA / PREOPERATORIO

En la primera visita en muy importante realizar una historia clínica completa para intentar buscar una posible causa de la ginecomastia que pueda ser tratada. También es fundamental la exploración física que nos permitirá valorar la calidad de la piel, el exceso de tejido mamario y de grasa, la posible caída de la mama, la forma del tórax, posibles asimetrías,...Esta exploración puede ser complementada con una ecografía mamaria o una mamografía.

INTERVENCIÓN

La intervención se realiza en un quirófano, con anestesia general:

  Cuando el acúmulo es exclusivamente de grasa, la intervención consiste en realizar una liposucción a través de pequeñas incisiones cutáneas para aspirar la grasa de forma uniforme. Es una intervención sencilla, que suele durar 1 hora y tras la misma, se coloca un vendaje compresivo y en ocasiones, unos drenajes. El paciente puede marchar a casa el mismo día.

  Cuando se trata de un acúmulo de tejido mamario, es necesario extirparlo. En la mayoría de los casos, la exéresis de la glándula mamaria se realiza a través de una pequeña incisión cutánea en el borde inferior de la areola. La intervención dura unas 2 horas y puede realizarse también de forma ambulatoria. Suele ser frecuente la colocación de drenajes y el vendaje compresivo.

  En muchas ocasiones, para conseguir un buen resultado estético, se combinan ambos tratamientos.

  En pacientes con importantes pérdidas de peso, además del acúmulo de grasa y/o glándula en las mamas, podemos encontrarnos con un exceso de piel sobrante que hay que eliminar. En estos casos, junto a la mastectomía y la liposucción, pueden ser necesarias técnicas de mastopexia dejando cicatrices más o menos extensas en función del tejido a resecar. Estas intervenciones pueden ser más largas con lo que puede ser necesario el ingreso hospitalario durante 1 noche. El paciente sale de quirófano con unos drenajes y un vendaje compresivo.

POSTOPERATORIO

A las 24-48h generalmente, retiramos los drenajes y sustituimos el vendaje por una faja de compresión que ha de llevar durante 3-4 semanas.. El reposo durante la primera semana es importante para reducir el riesgo de sangrado. Las molestias suelen durar algunos días pero son bien toleradas con la medicación.

En ambos casos, es fundamental el reposo durante unos 10 días y no realizar actividades físicas hasta el mes. También es recomendable el uso de una faja de compresión durante 3-4 semanas.

No es recomendable la exposición solar hasta que su médico se lo indique.

La inflamación y la equimisis (“moretones”) pueden durar 2-3 semanas. En algunas ocasiones puede estar indicado realizar drenajes linfáticos para que la inflamación ceda antes.

Aproximadamente en una semana, puede incorporarse al trabajo pero hasta el primer mes, no se recomienda realizar ejercicio físico.

POSIBLES COMPLICACIONES

La cirugía de la ginecomastia/pseudoginecomastia es segura pero como todo acto quirúrgico, no está exenta de complicaciones. Aunque son poco frecuentes, podemos destacar:

  Hematoma postquirúrgico: Sangrado tras la intervención que podría requerir otra operación. Para evitarlo, es muy importante el reposo.

  Infección: más frecuente en la primera semana tras la operación.

  Seroma: que puede requerir su drenaje para evacuarlo. Es importante el reposo y la faja de compresión para reducir el riesgo.

  Los cambios de sensibilidad suelen ser temporales, mejorando a medida que pasan las semanas.

  Cicatrices inestéticas: para conseguir el mejor resultado estético de dichas cicatrices, es necesario un seguimiento de un año y realizar diferentes tratamientos cutáneos sobre las mismas. Al año, puede ser necesario el retoque, con anestesia local, de alguna zona de la cicatriz.

  Lesión cutánea y de los pezones: más frecuente en grandes pexias (mamas muy caídas) de pacientes fumadores.

  Cambios de pigmentación cutánea: no se recomienda la exposición solar hasta que su médico se lo indique.

  Pequeñas asimetrías que pueden requerir de una nueva intervención para eliminar el tejido remanente y conseguir un mejor resultado estético.