CIRUGÍA PLÁSTICA Y ESTÉTICA EN BARCELONA Y MARESME

tratamientos

La acumulación de grasa en zonas específicas del cuerpo que desarmoniza la figura, es una condición bastante común que tiene origen hormonal o hereditario.

La liposucción consiste en la eliminación de este exceso de grasa (lipodistrofia) que poco se modifica con los cambios de peso, dietas, o el ejercicio físico.

 

liposucción 1

liposucción 2

liposucción 3

 

Liposucción

home-dona

Duración intervención: 1 - 3 horas

Anestesia : locorregional - general

Régimen ambulatorio

Reposo: 1 - 3  días

Actividades físicas: A partir del mes

La liposucción, también conocida como lipoescultura, es una técnica quirúrgica cuyo objetivo es reducir los depósitos de grasa de determinadas zonas del cuerpo, como las caderas, muslos, rodillas, abdomen, flancos, mamas,...

La liposucción no es un sustituto a la pérdida de peso en caso de obesidad. Los candidatos ideales para esta técnica son aquellos pacientes sin sobrepeso pero con acúmulos localizados de grasa.

Para que el resultado sea bueno es fundamental, en la primera visita, valorar la zona, el volumen de grasa a eliminar y la calidad de la piel.

Para que el resultado se mantenga estable en el tiempo, es importante seguir una dieta saludable y realizar ejercicio físico de forma periódica. Aumentos de peso importantes tras la cirugía, pueden comportar un nuevo depósito de grasa en las zonas tratadas o en otras zonas del cuerpo.

En algunas ocasiones la liposucción es complementaria a otras intervenciones (estiramiento facial, abdominoplastia, mamoplastia de reducción, etc.).

Es importante señalar que la liposucción no es un tratamiento que, de foma aislada, mejore la celulitis, que es un trastorno de grasa más superficial.

1a VISITA / PREOPERATORIO

Durante la primera visita, es importante conocer el estado de salud del paciente y realizar una buena exploración física para valorar los depósitos de grasa existentes y el tono y firmeza de la piel.

INTERVENCIÓN

La liposucción se realiza en quirófano, bajo anestesia local y sedación, locorregional o general, en función de las áreas a tratar. Muchas veces se realiza en régimen ambulatorio, sin que sea necesario el ingreso.

Mediante pequeña incisiones en la piel, se introduce una cánula de pequeño grosor que permite, de forma uniforme, eliminar el exceso de grasa en las zonas previamente marcadas. Posteriormente se realiza un vendaje compresivo o, según la zona, colocamos directamente una faja elástica, durante 2-4 semanas, para controlar la inflamación y el sangrado y para ayudar a que la piel se retraiga mejor. La intervención puede durar entre 1 y 3 horas en función de las zonas a tratar y de la cantidad de grasa.

POSTOPERATORIO

Tras la intervención, se coloca un vendaje compresivo y unos drenajes que se mantienen durante 24-72 h en función de cada caso. Posteriormente se sustituye el vendaje por una faja compresiva que deberá utilizar durante 2-4 semanas. La recuperación es rápida, con una incorporación a las actividades cotidianas que puede variar entre 3-4 días o tras 10 días en grandes liposucciones.

Evitar actividades físicas el primer mes pero sí que es importante caminar durante los días posteriores a la operación; posteriormente, es importante el ejercicio y mantener un peso estable.

Hay que evitar la exposición solar directamente en la cicatriz, y se recomienda el uso de diferentes productos para que ésta sea blanca, poco visible y con buen resultado estético.

Las zonas tratadas con liposucción, pueden presentar hematomas, estar inflamadas y tener la sensibilidad modificada. Durante los primeros días el abdomen suele estar algo inflamado y pueden notarse algunas molestias o dolor que se controla con medicación. Es muy importante el reposo durante 7-10 días. Los puntos de la piel serán retirados entre los 7-10 días, momento en que la herida suele estar seca. Puede ser necesario realizar unas sesiones de drenajes para reducir la inflamación de forma más precoz. La cicatriz queda en la parte inferior del abdomen por lo que, aunque suele ser poco visible, podemos cubrirla con la ropa interior.

El resultado es visible ya a partir de la 2ª semana aunque el definitivo, se alcanza generalmente al tercer mes., por ello no se deben evaluar los resultados de una liposucción antes de que hayan transcurrido este tiempo.

POSIBLES COMPLICACIONES

La liposucción es una técnica segura, sin embargo, en algunos casos se pueden producir complicaciones como la acumulación  de líquido debajo de la piel (seroma) que puede requerir su drenaje. La infección y la pérdida excesiva de líquidos pueden provocar una situación grave por lo que no se recomienda realizar grandes liposucciones de una sola vez. Las cicatrices de la liposucción son mínimas pero hay que realizar un seguimiento de las mismas para que el resultado estético sea bueno. Cuando la piel de la zona a tratar es de buena calidad (firme y elástica), los resultados estéticos serán mejores. Si es flácida, puede que el grado de retracción cutánea sea menor y aparezcan ondulaciones. En estos casos puede estar indicado el lipoláser.  En cuanto a la celulitis, la liposucción de forma aislada no la mejora. Puede haber cambios de pigmentación por lo que no se recomienda la exposición solar hasta que el médico se lo indique.