CIRUGÍA PLÁSTICA Y ESTÉTICA EN BARCELONA Y MARESME

tratamientos

Lipofilling

home-dona

Duración intervención: 1 - 3 horas

Anestesia : locorregional - general

Régimen ambulatorio - hospitalización 1 noche

Reposo: 3 - 5  días

Actividades físicas: A partir del mes

El lipofilling consiste en el relleno de diferentes partes del cuerpo con tejido graso del mismo paciente obtenido previamente mediante una liposucción. El aumento de volumen que se puede conseguir, va a depender de la zona a tratar y también de la cantidad de grasa que tenga el paciente.

No existe intolerancia ni rechazo y el volumen conseguido se mantiene, en la mayoría de los casos, estable a lo largo de los años.

El resultado definitivo, aunque es visible ya en las primeras semanas, se alcanza a los 3-6 meses, en función de cada caso, y se mantiene estable a lo largo de los años. Es importante mantener una dieta equilibrada y realizar ejercicio físico de forma periódica. En casos donde se deseen grandes rellenos de volumen, puede ser necesario otra intervención quirúrgica a los 6 meses.

1a VISITA / PREOPERATORIO

En la primera visita se realiza una historia clínica completa y una exploración física donde se valora aquella parte del cuerpo que se desea aumentar (zona receptora) y aquellas zonas con acúmulo localizado de grasa que van a servir como zonas donantes.

Hay que valorar también la calidad de la piel en las zonas donde se realizará la liposucción y la presencia de cicatrices en la zona receptora.

INTERVENCIÓN

La intervención se realiza en quirófano con anestesia local y sedación para tratamientos localizados en zonas reducidas, o con anestesia general para procedimientos más largos o extensos. A través de pequeñas incisiones cutáneas, se realiza una liposucción que nos permitirá recoger una cantidad variable de grasa. Esta grasa hay que tratarla mediante lavado específico o centrifugado antes de utilizarla como relleno en otra parte del cuerpo. Para infiltrar dicha grasa  es necesario realizar una pequeña incisión de pocos milímetros que nos permitirá introducir una cánula y depositar de forma homogénea la grasa en la zona receptora.

POSTOPERATORIO

Tras la intervención y según la duración de la misma, el paciente puede marchar a casa o permanecer una noche con ingreso hospitalario.

En la zona donde se realiza la liposucción es importante el uso de una faja compresiva durante 2-4 semanas.

Las molestias suelen ser bien controladas con tratamiento médico y la inflamación y los moretones pueden ir en aumento durante los primeros 10 días. En ocasiones, si hay mucha inflamación,  puede ser necesario realizar drenajes linfáticos en las zonas donde se ha realizado la liposucción. En la zona receptora puede haber un endurecimiento localizado que va cediendo de forma gradual. El volumen puede reducirse al primer mes para después, volver a aumentar. La sensibilidad cutánea en toda la zona tratada con liposucción o lipofilling puede estar reducida durante unas semanas.

La incorporación al trabajo va a depender de las zonas tratadas. En casos muy localizados puede ser inmediata, tras la intervención mientras que en otros casos más extensos, tardar 1 semana. Hay que evitar realizar actividades físicas, así como evitar comprimir la zona receptora de grasa, para reducir al máximo la reabsorción de la misma.

POSIBLES COMPLICACIONES

Las complicaciones en esta intervención son extremadamente raras. Entre ellas podemos destacar los cambios de pigmentación cutánea, por lo que se recomienda evitar la exposición solar hasta que se lo indique su cirujano, las irregularidades cutáneas, la infección, la reabsorción de la grasa en la zona receptora que , la formación de quistes de grasa que en ocasiones pueden necesitar ser drenados.